A destino llega la moneda local del país al que se realiza la transferencia.