Además de ahorrar la plata que no quieres gastar, el fondo mutuo en que estará invertida busca rentabilidades mediante la inversión en productos financieros de muy bajo riesgo, como depósitos a plazo. Sin embargo, ten presente que, al igual que todo fondo mutuo, no tiene garantizada una rentabilidad determinada. Esto significa que los valores de las cuotas varían en el tiempo, pudiendo resultar en pérdidas o ganancias de capital en los instrumentos en los cuales la Administradora invierte por cuenta del Fondo.

En el folleto informativo del fondo podrás ver su rentabilidad histórica.